Un pastor contra un rebaño.

Xabi Larrañaga. DNN.

No todas las creencias son iguales y no todas siegan de igual modo nuestra libertad. Un iluminado dice que quemará un libro y millones de iluminados exigen ver su cabeza rodando. A ver quién está peor del coco y quién es de veras peligroso.

El incendio que provocó la amenaza de quemar libros del Corán.

Supongo que ya conocen la historia de ese chiflado pastor de almas yanqui, un tal Jones que prometió hacer una hoguera con ejemplares del Corán.

Su amenaza causó un escándalo gigantesco en el orbe islámico y un pánico aun mayor en los gobiernos occidentales. El Secretario General de la ONU y líder oficial del planeta, Ban Ki-moon, tuvo que bajar a tierra o subir al cielo, según se mire, para pedir calma al idiota. Incluso Obama, que es el rey oficioso, se embarró para quitar el mechero a su vasallo. Así se ha contado en los medios: un protestante integrista casi enciende la guerra de civilizaciones. Gracias a mil llamadas de alarma y equilibrios diplomáticos seguimos vivos.

No seré yo quien discuta las palabrotas que ha merecido el cruzado irresponsable, y algunas muy certeras las hemos leído en este diario. Las mismas, por cierto, debería merecer quien montara piras de toras o crucifijos, y me temo que en esto no hay tanta unanimidad. No obstante siendo peor quemar personas que páginas, le estamos dando mucha más importancia, y muchísima más caña, a un imbécil sacrílego que a una multitud dispuesta a asesinarle.

Para mí lo grave no es que alguien dé fuego a un símbolo, sino que por eso una turba internacional se eche a la calle, provoque varios muertos y considere justo matar al pirómano y sus compatriotas. Amén de señalar el dedo, convendría señalar la luna, tantas veces media luna. Hasta el más ateo del barrio puede constatar lo obvio: que no todas las creencias son iguales y no todas siegan de igual modo nuestra libertad.

Si se admite la superioridad de unas ideologías sobre otras, ¿por qué nos cuesta tanto aplicar la misma vara crítica a las religiones? ¿Por humanísimo miedo o por pereza intelectual? Un iluminado dice que quemará un libro y millones de iluminados exigen ver su cabeza rodando. A ver quién está peor del coco y quién es de veras peligroso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s