Archivo de la categoría: Economía

El porqué de la reforma de las pensiones.

Vergara. Público.

0,05%. Acabar con el hambre y la pobreza para 2015.

 Iganacio Escolar. Público.

Este impuesto para ricos no sería ningún robo: sólo un 0,05% de cada operación; cuarenta veces menos de la subida del IVA. Es tan justo y razonable que probablemente no prosperará.

La tasa Tobin y los objetivos del milenio.

Otro septiembre menos melancólico, hace ya diez años, la Asamblea General de la ONU se comprometió a acabar con el hambre y la pobreza para 2015. Hoy la ONU se vuelve a reunir para repasar esas bonitas promesas: los Objetivos del Milenio. Sigue leyendo

Una lógica neoliberal sin oponente social.

Julio Anguita. Rebelión.org

 Son conscientes de que no pueden dejar ni un resquicio libre por el que los dominados -si se organizan- puedan obligarles a rendir y pagar las cuentas de los robos, manipulaciones, errores, trampas y demás delitos que han conducido a esta situación de crisis.

Julio Anguita: sabiduría política y social.

En la década de los noventa y en plena fabulación europeísta, economistas españoles instalados en el status explicaban sin equívocos que el Tratado de Mäastricht con sus límites al déficit, era una auténtica reforma constitucional por la vía de los hechos y al margen del Parlamento. Sigue leyendo

John Perkins: Confesiones de un sicario del imperio.

Amy Goodman. Viejoblues.com

Cuando los sicarios económicos fracasamos en este escenario, viene la próxima etapa que es la que llamamos de los chacales: individuos habilitados porla CIA que intentan fomentar un golpe de Estado, o un bloque contrario a los gobiernos, o compran líderes populares para organizar manifestaciones o finalmente…, una revolución.

  

John Perkins era un respetado miembro de la comunidad financiera internacional, pero en realidad se dedicaba a operaciones económicas ilícitas en el Tercer Mundo para el gobierno de los Estados Unidos. Acaba de publicarse en Estados Unidos su autobiografía, en la que John Perkins detalla cómo ayudó a Washington a estafar a países pobres prestándoles dinero que no podrían devolver para después apoderarse de sus economías. Sigue leyendo

Ni natural ni moderno

José Ignacio Lacasta-Zabalza, Catedrático de Filosofía del Derecho. DNN.

El llamado neoliberalismo nada tiene que ver con la libertad de los seres humanos. Que no nos tomen por bobos en el país de la deuda privada que enjugamos los empleados públicos.

El neoliberalismo y el mercado

El liberalismo, el ideario histórico que defiende las libertades públicas y privadas, es una gran doctrina democrática a la que pertenecen desde John Stuart Mill y su defensa de las mujeres hasta el republicano español Manuel Azaña. El liberalismo de hoy, el que solamente exige libertad para eso que eufemísticamente se llama “los mercados”, es decir, la especulación internacional y sus asociados bancos, el capital de la bolsa de New York y la City londinense, desligado de la producción, es algo perjudicial para toda la humanidad. Sigue leyendo

Sentimiento de culpa colectivo.

Joseba Santamaría. DNN.

No sólo nos han echado encima una crisis en cuyo origen y beneficios no hemos tenido ni responsabilidad ni parte alguna, no sólo no han cumplido sus promesas de refundar el capitalismo, no sólo nos han cargado a la espalda el coste de la especulación financiera y bancaria con recortes sociales y laborales, sino que además nos quieren amedrentar con la responsabilidad de todo ello a través de un sentimiento de culpa colectivo.

Fontdevila en Público.

 

Sigue leyendo

Endeudados… hasta los dientes.

Gustavo  Duch Guillot. Diario Vasco.

Nuestra dañada economía tiene previsto dedicar más de 18.000 millones de euros a gasto militar (frente a los 15.000 millones de ahorro que se obtendrán de las medidas de Zapatero). Los 18.000 millones de presupuesto para 2010 representarían una disminución del 2’4% respecto al gasto de 2009.

Millones y millones para carros de guerra.

En el siglo XIX el escritor romántico Almeida Garrett se preguntaba :«¿Se ha calculado el número de personas que es necesario condenar a la miseria, al trabajo desproporcionado, a la desmoralización, a la infamia, a la ignorancia, a la desgracia invencible, a la penuria absoluta, para producir un rico?». Tras las medidas de Zapatero, ¿no se hacen la misma pregunta? Sigue leyendo